NO ME GUSTA SER LINDA, STEPHANIE RICHARD