Leyden Ltd., Luis Sagasti

$690

Luis Sagasti intenta reconstruir en este libro, del que solo nos quedan sus notas al pie, la historia de Leyden Ltd., una cofradía secreta para algunos, una micronación para otros, una aventura incomprobable para muchos.

Leyden Ltd.
Por definición, una nota al pie ofrece información adicional; vulgarmente suele decirse que están pensadas para lectores curiosos, interesados en detalles mínimos o en nuevas lecturas derivadas. Pero cuando falta lo que llamamos el texto principal y solo están disponibles sus notas al pie: ¿cómo leer?

Luis Sagasti intenta reconstruir en este libro, del que solo nos quedan sus notas al pie, la historia de Leyden Ltd., una cofradía secreta para algunos, una micronación para otros, una aventura incomprobable para muchos. Para hacerlo investiga a Paul Wilkes, factótum de esta particular empresa, desde su nacimiento en plena Segunda Guerra Mundial, su juventud en los años sesenta hasta su incierto presente: una vida teñida por fascinantes teorías conspirativas.

Restos de un diario íntimo, excéntricas divagaciones, testimonios de exmiembros (“Fue un ciclo”, declaró la artista Jenny Holzer sobre su participación activa en Leyden Ltd.), fotografías nunca antes compartidas y exclusivas revelaciones (“La letra jota no figura en la tabla periódica”) hacen de Leyden Ltd. un libro tan inclasificable como extraordinario.

LUIS SAGASTI nació en Bahía Blanca en 1963. En ficción ha publicado las novelas Los mares de la Luna (2006) y El canon de
Leipzig (1999); Bellas artes (2011), libro que pudo concluir gracias a una beca de escritura en Nueva York de la Fundación Apexart Residency Program, Maelstrom (2015) y Una ofrenda musical (2017), los tres últimos editados por Eterna Cadencia. También publicó los ensayos Perdidos en el espacio (2011) Cybertlön (2018) y Por qué escuchamos a Led Zeppelin (2019), y el relato El arte de la fuga (2016), ilustrado por Ana Sanz Durán, además de cuentos y artículos en diversas revistas culturales. Ha sido traducido al inglés, al francés y al portugués.

Compartir: