Ermitaño en París, Italo Calvino