Yo estoy vivo y vosotros estáis muertos, Emmanuel Carrère