Sucedió en Ganduxer, ARNALDO CALVEYRA (TEXTO) Y MERCEDES MIRÓ (ILUSTRACIÓN)