Luis Ernesto llega vivo, Fabian Casas