HASPER, Burucua Jose Emilio

$1.390

Una herencia puede ser recibida como un peso o como una bendición. Frente a estas dos actitudes, Graciela Hasper elige abrazar con júbilo la tradición abstracta, absorbiendo de ella todo su legado estético, pero sin que eso signifique convertirse en una fiel representante de sus códigos, copia carbónica de sus formalismos. Por el contrario, la abstracción en Hasper es omnívora: adopta, cita, homenajea, se apropia y contamina de sus antepasados para más tarde condensarlos en un lenguaje propio que la vuelve una de las pintoras abstractas más importantes de su generación.
La geometría de Hasper es Intima, desprejuiciada y calidoscópica, producto de una pintura que, sin saltos de continuidad, excede el bastidor para derramarse por las paredes y los pisos, propagarse a las calles e invadir otras disciplinas como el video y la fotografía. Quizás se deba a ésta cualidad ubicua que, desde los tempranos años 90, cada muestra de Hasper resulta no tanto un conjunto de obras discretas, sino más bien una cautivante ambientación espacial.
Poniendo en jaque la categoría de lo decorativo y asumiendo el diseño gráfico como una fuente de recursos inagotable para el arte contemporáneo, la riquísima producción de Hasper -sus infinitas versiones de dameros, rombos, cuadrados, círculos y líneas- encuentra por primera vez en este libro su justa exhibición.

Compartir: