Date cuenta de tu suerte, Laura Galarza