Prohibido morir aquí, Elizabeth Taylor