La felicidad no es un lugar, Gustavo Yuste