En el cuerpo una voz, Maximiliano Barrientos