Prendas, Pablo Dema

$400

Vivimos pendientes de un hilo que resiste mas de la cuenta. Punto de capitone, costura de refuerzo disimulada en un pliegue. Cuando el hastio puede mas que el miedo lo cortamos y cerramos los ojos dando un alarido.

Entonces descubrimos que otro hilo invisble nos sostiene, a esa segunda caida que no se produce a veces le decimos amor.

Compartir: