PALACIO DE OLVIDO, ALBERTO TABBIA