Mientras vos nadás, Melina Pogorelsky