LOS DIOSES DEL HOGAR, Alejandro Mendez Casariego

$400
Pueblos
 
Tiraban su flecha en el desierto
hacia abajo
para medir la distancia
entre los cascos de sus caballos
y el agua
y aullaban a la luna
creyéndose
crías sin memoria de lobos o mandriles
porque ya habían olvidado
los gestos y la lengua de la gente
los hábitos de estar entre sí
el intercambio
de las cosas humanas.
Compartir: