Lo mucho que te ame, Eduardo Sacheri