La verdadera explicación, Pablo Bernasconi