Claudia Vuelve, Julián Gorodischer

$1.090

Claudia Vuelve provoca el placer de leer una prosa absolutamente contemporánea con paisaje urbano argentino, con humor y suspenso de autor. La historia de una redacción en los 70 enmascara una mirada inteligente, renovada, sin prejuicios, sobre nuestra conmovedora humanidad.

Por la redacción de Claudia (“la joya” de Editorial Abril), desfilan pasantes, redactoras y editoras, intentando acrobacias renovadoras durante el gobierno zozobrante de Isabel Perón.

“Aquí está lo que es, lo que fue, lo que vendrá, lo que puede venir”, dirá Olga Orozco –poeta y, a su vez, redactora de Claudia- entre otros personajes ficcionados (como la familia editorial Civita, y sus cruces telefónicos con Jacobo Timerman), mientras los ascendentes militares van pisando cada vez con más ruido, pero asordinado por esa atmósfera de whisky, psicoanalistas de televisión, horóscopo semanal y peinados de moda en Mónaco.

Todo está allí: los pequeños heroísmos y las pequeñas bajezas, cuervos, águilas y aves del paraíso, la fauna y las contradicciones de sostener una “revista femenina para la mujer moderna” como una sección de repostería en el Titanic. Atrapa y se lee de un tirón.

Compartir: